Mueren más por rayos en México que en otras partes del mundo: CENAPRED

Aquí recuperamos algunos datos y recomendaciones en caso de que se encuentre en medio de una tormenta eléctrica.

¿Qué hacer? ¿Qué no hacer?

(Infografía CENAPRED)

Las probabilidades de morir a causa de un rayo son muy pequeñas, pero hechos que han ocurrido en el país a lo largo de los años, lamentablemente hacen recordar que México es el país en el mundo con más muertes de este tipo.

El Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) ha informado que las tormentas eléctricas son uno de los fenómenos meteorológicos más peligrosos que podemos padecer, y advierte que en México las estadísticas de accidentes relacionados con el impacto de rayos muestran que el país ocupa el primer lugar en el mundo con 223 muertes anuales, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

 

Zonas con más registros de rayos:

En una infografía publicada en meses recientes, el CENAPRED informa que el promedio anual de días con tormentas es de 30 y que las zonas en donde más se registran fenómenos de este tipo son, “sobre las sierras Madre Oriental, Madre Occidental, Madre del Sur, Madre de Chiapas, Montañas del Norte de Chiapas y Sistema Volcánico Transversal”.

Agrega que los mayores impactos ocurren durante las tardes y noches de verano, que las personas de entre 10 y 19 años son las más vulnerables. Esto debido a que realizan trabajos o actividades al aire libre. Y el porcentaje de niños fallecidos es cinco veces mayor que el de niñas, porque realizan más actividades al aire libre en el campo y en la ciudad.

 

¿Qué causa el rayo en una persona?

“Las principales afectaciones a las personas tras de ser alcanzadas por un rayo pueden ser: parálisis, quemaduras, dolor de cabeza intenso, pérdida de memoria y audición, hasta la muerte“, informa la dependencia.

 

¿Qué lugar es seguro durante una rayería?

El CENAPRED asegura que durante una tormenta eléctrica, el mejor lugar para resguardarse es en el interior de un edificio o la casa. También recomienda desconectar todos los aparatos eléctricos, cerrar ventanas y cortinas, evitar el contacto con el agua y no utilizar teléfonos celulares conectados a la corriente eléctrica, máquinas, herramientas ni objetos metálicos. Sobre una cama con base de madera, es lo más seguro.

Si las personas se encuentran en espacios abiertos, sugiere no correr ni acostarse en el piso, tampoco refugiarse debajo de los árboles, sino colocarse en cuclillas con los pies juntos, la cabeza entre las piernas, cerrar los ojos y taparse la oídos.

Si quiere saber más información de cómo estar protegido contra los rayos en un 100%, haga clic aquí.